Por Pablo Canivilo | @PabloCanivilo 

El West Ham United suspendió de por vida a un aficionado que insultó al futbolista del West Bromwich, Jake Livermore, tras burlarse de la muerte de pequeño hijo quien falleció en el 2014.

El hecho ocurrió el 2 de enero en el partido que enfrentó al West Ham ante el West Bromwich. El mediocampista inglés fue agredido verbalmente por un hincha que hizo un comentario sobre la muerte del bebé, provocando la reacción del jugador quien debió ser sostenido por los guardias del estadio.

Los ‘Hammers’ realizaron una investigación que incluyó el testimonio de hinchas que fueron testigo del incidente, el propio Livermore y autoridades del West Brom. Tras finalizar esta tarea, el club decidió suspender de forma indefinida al responsable de la agresión verbal, comunicando que “no se tolerarán conductas que inciten a la violencia”.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here