Por Juan Pablo Ríos | @rios_jp

Uno de los clubes con más tradición de Reino Unido y de Escocia, el Rangers FC, fue eliminado este martes de la primera ronda de UEFA Europa League. La derrota siempre está como posibilidad, pero en este caso fue algo que no estaba en los planes de nadie: el Progrès Niederkorn, cuarto en la última temporada del fútbol luxemburgués, fue el que echó por la borda cualquier aspiración del renovado cuadro escocés.

La semana pasada ya se comenzaron a disputar las rondas clasficatorias para el segundo torneo de mayor importancia en Europa, con equipos representando desde Malta a Kosovo, por ejemplo. Y era el turno del Rangers FC, aquel cuadro quebrado, que tuvo que empezar desde la cuarta división y hasta cambiar nombre (antes se le agregaba Glasgow), el que debía cerrar la llave ante el -en el papel- abordable Progrès Niederkorn de Luxemburgo. En la ida había sido 1-0 a favor de los azules (Kenny Miller), algo mezquino si se quiere por la calidad del rival.

Ya este martes, en la vuelta, los del principado recibieron a los británicos en el Stade Jos Haupert, de una capacidad para 2.800 personas. Lo increíble fue que, a los 66 minutos, los locales igualaron la serie gracias a un gol de Emmanuel Françoise. Luego, a los 77′, Sébastien Thill colocó el marcador 2-1 en el global para los anfitriones, lo que firmó la primera victoria en la historia del Progrès Niederkorn en competiciones europeas.