Por Pablo Canivilo | @PabloCanivilo

El 26 de septiembre de 1973, la Selección Chilena viajó a Moscú para disputar un cupo en la Copa del Mundo de Alemania 1974. El partido disputado en el Estadio Central Lenin, enfrentó a la ‘Roja’ ante la Unión Soviética y el marcador fue 0-0.

Debido a la compleja situación política en la que se encontraba nuestro país en esa época, los europeos solicitaron jugar el partido de vuelta en territorio neutro. La FIFA aceptó la petición, pero los rusos no quisieron viajar debido al clima hostil y la falta de seguridad que les generaba llegar a esta parte del mundo.

Fue así cuando un 21 de noviembre de 1973, se disputó el partido de vuelta que determinaba que equipo viajaría a tierras Bávaras. El cuadro chileno salió a los pastos de un Estadio Nacional, donde los asistentes no pudieron ver como el seleccionado dirigido por Luis Álamos, se enfrentaba a su par europeo.

En entrevista con un medio europeo, Carlos Caszely, contó sobre aquel encuentro que Francisco Fluxá,  presidente de la Federación Chilena de Fútbol en ese entonces, les informó que los europeos no llegarían a disputar el partido, pero que debían entrar a la cancha y marcar un gol según orden de la FIFA.

Fue así como Francisco ‘Chamaco’ Valdés anotó para los chilenos, La FIFA decretó el  marcador final como un 2-0 a favor de la ‘Roja’, resultado que le dio clasificación al Mundial que se disputaría al año siguiente.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here