Por Felipe Silva García | @FSilvaGar

Fue una noche extraña para Santiago Wanderers. El pragmatismo y la eficacia de Independiente de Santa Fe pesaron más que el protagonismo del ‘Decano’, que terminó cayendo por 1-2 en Valparaíso. La llave quedó abierta, pero en la vuelta que se jugará en El Campín tendrá una ardua faena.

Los dirigidos por Nicolás Córdova tuvieron grandes posibilidades para anotar en la etapa inicial, con Marco Medel como el más incisivo. El volante primero remató cara a cara con Andrés Castellanos, saliendo victorioso el portero, y después tuvo un tiro libre en el poste.

Tras aquello, todo se vino abajo. En jugadas puntuales, el ‘Cardenal’ puso segunda marcha. Un carreron de Anderson Plata por la banda diestra terminó con la apertura de la cuenta en los pies de Wilson Morelo (30′). Precisamente el ex Everton, siete minutos más tarde, aumentó las cifras mediante lanzamiento penal, el cual fue bastante dudoso.

Tempranamente en la reanudación, nuevamente Medel e instantes más tarde Rafael Viotti, probaron la manos enguantadas de Castellanos que, a medida que transcurría el duelo, más se afianzaba bajo los tres tubos. En la contraparte, los pupilos de Gregorio Pérez apostaron a explotar la velocidad de Plata, quien cada vez que se proyectaba, causaba estragos en el bloque posterior ‘caturro’.

A los 87′, ya con más ganas que fútbol, Wanderers marcó un descuento a través de un rebote que tomó Bernardo Cerezo, merecido premio que, luego de diversas llegadas, deja viva la ilusión porteña de acceder al duro Grupo 4 de la CONMEBOL Libertadores.

El choque de vuelta se disputará el próximo martes desde las 21.30 horas de nuestro país.

Fotografías: Roberto Sánchez V. – ANFP

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here