Rafael Márquez rechazó nexo con banda criminal ligada al narcotráfico

Por Gabriela Apablaza | @gabyapablaza

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos sancionó este miércoles a Rafael Márquez, actual capitán de la selección mexicana, por tener vínculos con una peligrosa banda relacionada al mundo del narcotráfico. Según informó la entidad, el actual jugador del Barcelona forma parte de una larga lista de 22 personas y 43 instituciones, en una red que lidera el mexicano Raúl Flores Hernández.

La entidad estadounidense, informó que Hernández mantenía vínculos con el cártel de Sinaloa, el que recordemos era dirigido por más ni menos que Joaquín “El Chapo” Guzmán. El organismo señaló que Márquez ha actuado en nombre del líder de la banda como testaferros, además de que se ha mantenido activo en la organización. Como sanción, los bienes del defensa han sido congelados, además de que los ciudadanos estadounidenses tienen prohibido negociar con él.

Ante esto, el jugador salió a defenderse leyendo un breve comunicado en las instalaciones del club Atlas en Guadalajara para mostrar su inocencia e informar que ayudará a las autoridades al esclarecimiento de los hechos que se le imputan.

“Niego categóricamente cualquier tipo de relación con dicha organización (de Raúl Flores Hernández), y con los hechos referidos en las diversas notas periodísticas. Comprendo la situación jurídica en la que me encuentro y de inmediato me avocaré al esclarecimiento de los hechos con el apoyo de mi equipo de abogados”.

“Aclaro que no y nunca he participado en ninguna de estas organizaciones en las que se me ha mencionado. Quiero ser muy puntual y reitero mi compromiso de apoyar a las diferentes autoridades y gobiernos correspondientes en la media que me sea posible y mantener informados a los medios de comunicación”, sostuvo el futbolista, visiblemente tenso.