Por Víctor Gómez

La polémica en el mundo de la natación está instalada. Esto debido a los acontecido en el Mundial Junior de la disciplina, disputado en Budapest,Hungría.

Fernando Álvarez, nadador español del Club de Natación Cadiz, protagonizó un gesto conmovedor que dió la vuelta al mundo y que tienen, como gran perdedor a la FINA (Federacion de Natación) .

Fernando iba a disputar los 200 metros braza y pidió, previamente, un minuto de silencio en homenaje a las víctimas de los atentados de Barcelona y Cambrils. Ante esto la federación se negó a dar el homenaje pues “no se podía perder un minuto en eso” .

El nadador español, fiel a lo suyo, escuchó el pistoletazo mas no se lanzó a competir, pues era su manera de protestarse ante la polémica desición de la federación, la cual aún no se ha pronunciado sobre el suceso.