Por Fabián Morales Pérez | @tofieschileno

Un sábado 10 de octubre de 2009, la expectación en Santiago y en todo el país era altisima. Tras 11 años, nuestra selección, de la mano de Marcelo Bielsa y una camada de nuevos jugadores, estaba con la opción de volver a clasificar a un Mundial de Fútbol. Eso sí, el desafío no era sencillo. Al frente estaba la selección de Colombia, que aún luchaba por llegar a la cita mundialista y quería bajar el sueño nacional.

En el Estadio Atanasio Girardot de Medellín y ante un enfervorizado público local, la escuadra dirigida por el entrenador argentino formó con: Claudio Bravo; Arturo Vidal, Waldo Ponce, Gary Medel; Carlos Carmona, Rodrigo Millar, Jean Beausejour (45′ Ismael Fuentes), Matías Fernández (31′ Jorge Valdivia); Fabián Orellana, Humberto Suazo y Mark González (65′ Gonzalo Fierro).

En tanto, la selección “cafetera”, dirigida por el entrenador Eduardo Lara, alineó con: David Ospina; Camilo Zúñiga, Cristian Zapata, Mario Yepes, Pablo Armero; Abel Aguilar, Freddy Guarín (56′ Giovanni Moreno), Dorlan Pabón (62′ Hugo Rodallega), Giovanni Hernández (56′ Cristian Marrugo); Radamel Falcao y Jackson Martínez.

En un partido de trámite intenso, la escuadra cafetera abrió la cuenta con autogol de Arturo Vidal (12´). No obstante, antes de terminar el primer tiempo, Waldo Ponce (35´) y Humberto Suazo (37´) dieron vuelta el marcador y ponían en ventaja a nuestra selección.

En la segunda etapa, el volante local Giovanni Moreno anotó el empate parcial (63´), a pesar del ampliio dominio visitante. Cuando parecía que Colombia podría llevarse los tres puntos, Jorge Valdivia (69´) y Fabián Orellana (78´) sentenciaron el 4-2 final a favor de nuestro país y los pasajes a Sudáfrica.

Imágenes de aquella gran jornada: