Por Fabián Morales Pérez | @tofieschileno

En este mercado de fichajes, aún quedan muchos movimientos por darse entre los distintos equipos, que buscan afinar y mejorar sus opciones para luchar por los objetivos de la próxima temporada. En ese contexto, el Inter de Milan ha decidido desprenderse del defensa colombiano Jeison Murillo, quien es pretendido desde hace meses por el Valencia y cada vez las posiciones están más cercanas, por lo cual, se espera una pronta resolución (Valencia ofrece 12 millones de euros e Inter pide 15).

Al respecto, en Inter tienen un objetivo en carpeta para reemplazar al seleccionado cafetero y sería el defensa nacional Paulo Díaz, de buen presente en San Lorenzo de Almagro y quien ya es parte de las nóminas de la selección chilena. El defensa se ha consolidado en la última temporada, mostrando buenos rendimientos en el torneo trasandino y en las copas continentales (Sudamericana 2016 y Libertadores 2017), situación que llevó a los dirigentes del cuadro lombardo a fijarse en el hombre con pasado en Palestino.

En su edición de este miércoles, el medio italiano Tuttosport señaló que el defensa nacional es la principal opción de la escuadra interista, dada la juventud, el valor de mercado (5 millones de euros), la gran proyección y que además se puede desempeñar en varias posiciones defensivas.  Quizás, el punto que más favorece al chileno, es que las otras opciones del cuadro italiano fueron declaradas intransferibles por sus respectivos clubes (Christensen, Diop y Kipkembe), mientras que San Lorenzo si se mostró dispuesto a negociar por el pase del ex Colo Colo.

Se espera que en los próximos días se formalice la oferta por el chileno, una vez confirmada la venta del defensa colombiano.