Por Fabián Morales Pérez | @tofieschileno

Para muchos, ha sido una de las sorpresas del presente torneo con el correr de las fechas. Tras un inicio extraño (tres empates sin goles ante Colo Colo, Deportes Iquique y Universidad de Concepción), Deportes Antofagasta sumó tres victorias consecutivas (ante Palestino por 2-1, ante O’Higgins por 2-0 y ante Huachipato por 1-0) y se colocó como uno de los escoltas del puntero Unión Española.

Además, tras eliminar a Cobreloa (2-1 en el global) y San Marcos de Arica (8-2 en el global), alcanzó los cuartos de final de la Copa Chile y sueña con levantar un torneo esquivo para sus vitrinas. Ese es el presente de Deportes Antofagasta, liderado por el joven entrenador trasandino Nicolás Larcamón, quien busca su primer título como entrenador y sentar historia en el norte.

En entrevista con “El Mercurio”, el argentino habló de sus orígenes, dogmas y como vive el fútbol desde el extremo norte de nuestro país.

-Carrera como DT: “Tuve una carrera meteórica, en pocos años pasé de dirigir infantiles a la Copa Sudamericana (con Deportivo Anzoátegui de Venezuela)”.

-Su vida como futbolista: “Jugaba de volante derecho, pero una osteocondritis en Los Andes (cuadro del ascenso argentino) me impidió seguir”.

-Visión del juego: “No existe plan de juego que no dependa ciento por ciento del intelecto del jugador (…) No soy para nada fundamentalista, armo mis equipos en función de la capacidad de mis futbolistas, intento que la organización de juego los potencie, más que desarrollar mi propia filosofía. Igual hay patrones que trato de respetar”.

-Importancia de un entrenador: “Está en la capacidad del entrenador hacerle llegar el mensaje (al jugador), porque cada jugador requiere una estrategia diferente, con algunos basta una charla, otros necesitan imágenes o mostrarles situaciones en los entrenamientos. El intelecto del jugador es muy importante, pero la capacidad del DT de transmitir es trascendental”.

-Jugar bien: “Está supeditado a que los jugadores sepan qué hacer en distintos momentos del partido, mostrar un funcionamiento y que el equipo responda estéticamente a una idea de juego que a la vista del espectador genere emociones y admiración”.

-Sobre el nivel de sus pupilos: “No veo jugadores tan gravitantes en sus equipos como ellos (Ángelo Araos y Bryan Carvallo). Si van por todo, en el futuro los veré en la selección y en equipos grandes de otras ligas”.

-Cinco partidos sin recibir goles: “Es mérito de ellos y del equipo, lo que diferencia a un técnico de otro es la capacidad de potenciar a un futbolista”.