Por Fabián Morales Pérez 

En San Carlos de Apoquindo, reina un ambiente complejo y de dificil resolutividad. El mal rendimiento en el presente torneo, sumado a malos resultados en la presente Copa Libertadores, tienen contra las cuerdas la continuidad de Mario Salas, promotor del único bicampeonato en la historia del club cruzado.

Además, la sabida baja en el presupuesto para 2018, señalada hace algunas semanas por el presidente de la institución, Juan Tagle, hacen dudar a los que se quieran hacer cargo de un plantel desmotivado y que solo quiere que termine el año.

En ese ambiente, Salas prepara su visita a Rancagua para enfrentar este sábado a O’Higgins, en un duelo de necesitados. Los locales suman nueve puntos en el Transición, mientras que los “cruzados” apenas alcanzan los diez, distantes de las 24 unidades que poseen los tres líderes, Colo Colo, Universidad de Chile y Unión Española.

“Siento que estoy capacitado para dirigir a la selección. Siempre va a ser un sueño para los técnicos, al igual que para los jugadores vestir la camiseta roja (…) Tuve la suerte de dirigir una selección menor, la Sub 20, y fue fantastico. Estos sueños uno espera que alguna vez se cumplan. Creo que tengo la capacidad para ese desafío y otros más, sin duda”, señaló Salas en la previa del duelo ante los rancaguinos.

Sobre la llegada del histórico Ignacio Prieto a la tienda cruzada, el “Comandante” aseguró que “me parece muy bien que llegue don Ignacio Prieto a la UC. Es una persona de fútbol. Un estandarte en la institución. Tiene mucho que entregar a nivel formativo. Me parece que Católica proteja a sus ídolos”.

 

 

 

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here