Por Manuel José Hevia | @Manuel_HeviaL

Tercera fecha de la Champions League y el Chelsea quería ratificar su dominio en el grupo C ante la Roma jugando de local.

Pero los italianos tenían un arma guardada: Edin Dzeko. El bosnio se despachó, quizás, el gol más bello del año que enmudeció a todo Stamford Bridge. Tras los goles de David Luíz (11′) y Eden Hazard (37′) para los locales y de Aleksandar Kolarov (40′) para la visita, el delantero igualó el marcador con esta joya a los 64′.

El ex Manchester City además marcó el 3-2 a los 70′ y todo parecía una noche negra para los ‘Blues’. Pero nuevamente Hazard se hizo presente y a los 75′ e igualó el partido.

Ambos dominan el grupo, los ingleses con 7 unidades y los italianos con 5. Pero más allá del resultado, el gol de Dzeko quedará en la memoria, como para recordarlo en el próximo premio Puskás.