Por Fabián Morales Pérez

Durante el pasado viernes, el joven peruano Renzo Castro Flores había vuelto de su trabajo y se encontraba jugando “futbolito” con sus amigos en un barrio de la ciudad peruana del Callao. En medio del encuentro, recibió un impacto de bala mortal, que lo dejó agonizando.

Tras el disparo, el joven fue auxiliado por sus amigos, quienes lo trasladaron al recinto hospitalario más cercano. No obstante, al llegar al centro de salud, el doctor a cargo constató que Castro había fallecido.

Lo trágico de la situación es que el joven de 21 años que había destacado en clubes de la zona, preparaba su arribo al fútbol chileno. “Lo habían contratado para jugar partidos. Casualmente, mi hijo llegó a firmar un contrato para irse a Chile a jugar en enero, a un club de Segunda División”, explicó su madre, Patricia Flores, en conversación con el medio peruano América TV.

Los familiares de Castro Flores esperan que su muerte no quede impune y esperan que las autoridades arresten al presunto asesino, un vecino del fallecido.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here