Por Daniel Herrera | @dahego__

Corría el año 1992 y en Europa aún eran frescas las heridas de la caída del muro de Berlín y la descomposición de la Unión Soviética, el panorama era de renovadas esperanzas para muchas naciones que veían una oportunidad para alcanzar su independencia, Estados Unidos recomponía relaciones diplomáticas con Rusia pero también la inestabilidad era latente y los conflictos étnicos estaban al rojo vivo.

Por ejemplo, en la zona del Cáucaso se desataban violentos enfrentamientos en la denominada guerra del Nagorno Karabaj, que enfrentaba a Armenia y Azerbaiyán apoyados por distintas potencias.

DinamarcaAlemaniaFinal

En este escenario de incertidumbre se desarrolló la IX versión de la Eurocopa con sede en Suecia, sólo ocho naciones competían por el trofeo en aquellos años, en el torneo se dieron un par de curiosidades, destacado es la participación de la CEI ( Comunidad de Estados Independientes) que venía a reemplazar a la ya extinta URSS y que incluía a jugadores provenientes de naciones tan diversas como: Armenia, Azerbaiyán, Bielorrusia, Georgia y Ucrania entre otras.

También fue la primera vez que los jugadores lucieron sus nombres en los dorsales de las camisetas.

euro1992

DINAMARCA Y LA SORPRESA

La selección de Yugoslavia estaba clasificada para esta versión del torneo, pero la guerra de los Balcanes que por esos meses se hacía sentir con barbaridad, obligó a la UEFA a excluir a los yugoslavos, en su lugar sería reemplazado por Dinamarca.

SchmeichelDinamarca

Los daneses tuvieron poco más de veinte días para armar un equipo, muchos de sus jugadores ya gozaban de sus respectivas vacaciones cuándo recibieron el llamado de la convocatoria por parte del entrendor Richard Nielsen quién les diría en el primer entrenamiento: “Iremos a Suecia a ganar la Eurocopa”.

En el equipo destacaban el portero Peter Schmeichel, Henrik Larsen, Lars Olsen y Brian Laudrup, quienes plantaron cara en el grupo A integrado además por Suecia, Francia e Inglaterra.

El debut fue contra los ingleses registrando un empate 0-0, el desafío siguiente fue enfrentar a los locales, Suecia derrotaría a Dinamarca 1-0 y pondría desazón en los dirigidos por Nielsen, sin embargo en la última fecha del grupo darían la sorpresa al vencer a la Francia de Deschamps y Cantona por un 2-1 asegurando el paso a la semifinal del torneo.

El gran favorito de la Euro 1992 era Holanda, quién venía de ganar la versión anterior y contaba con un plantel que incluía a entre otros a Ronald Koeman, Frank Rijkaard, Ruud Gullit y el formidable ariete Marco Van Basten.

CEI1992

Sería a este equipo a quién Dinamarca tuvo que enfrentar en la semifinal de la copa, en un duro partido daneses y holandeses igualaron 2-2 en el tiempo reglamentario y debieron definir en tanda de penales. Ahí aparecería la figura del golero Schmeichel quién le atajó un penal lanzado por Van Basten que definió el paso a la gran final en Gotemburgo.

Alemania por su parte se había instalado en la definición al superar a los locales en la semifinal por 3 goles a 2, llegaban así con el favoritismo histórico de los germanos al último partido. La historia los enfrentó el 26 de junio de 1992 y ahí una desdibujada Alemania sucumbió sin apelación 2 goles a 0.

Tantos anotados por Jensen y Vilftort, quedando así la escuadra danesa en la historia de los campeones europeos, sorprendiendo al mundo futbolístico jugando incluso sin su máxima estrella Maichel Laudrup quién por diferencias con el entrenador no quiso participar del campeonato.

VÍDEO | La recordada final entre los daneses y la poderosa Alemania