Por Fabián Morales Pérez

El Estadio Libertadores de América está repleto y explota de algarabía. Es obvio, Independiente logró vencer a Flamengo por 2-1 en la primera final de la Copa Sudamericana y ve cada vez más cerca la posibilidad de levantar un nuevo título continental, tras épocas oscuras y marcadas por la irregularidad.

El artífice de esto, que camina alegre por la cancha de Avellaneda, es el entrenador Ariel Holan. El director técnico, con pasado en el hockey (dirigió a la selección argentina), llegó a finales de 2016 al conjunto “rojo”, con el objetivo de levantar a un equipo que venía en caída tras la salida de Gabriel Milito.

Tras un comienzo irregular, donde sumó empates y no podía ganar de local, el ex entrenador de Defensa y Justicia logró encontrarle la vuelta al equipo a través de un juego intenso, ofensivo y altamente atrayente para el ojo futbolero.

Reflejo de ello es que en 39 encuentros con el cuadro de Avellaneda suma un total de 21 victorias, 12 empates y 6 derrotas, alcanzando un rendimiento superior al 60%, que tiene a Independiente con un rendimiento impresionante desde octubre en adelante (1-0 a Velez, 2-1 a Chacarita, 4-1 a Nacional, 1-1 ante Patronato, 2-0 a Nacional, 0-0 ante Belgrano, 1-0 a River Plate, 0-1 ante Libertad, 1-0 a Racing, 3-1 a Libertad y 2-1 a Flamengo).

En el plantel actual, destacan nombre como el portero M. Campaña; los defensas A. Franco, F. Bustos (ambos de 21 años) y N. Tagliafico; los volantes E. Barco (de 18 años), D. Rodriguez y J. Sanchez Miño; junto a los atacantes M. Benítez, E. Gigliotti y L. Fernandez, estos dos últimos como goleadores del elenco “rojo” en el torneo continental con cuatro tantos.

Lo claro es que Avellaneda es feliz y espera con ansías el duelo del miércoles 13 de diciembre en Rio de Janeiro ante Flamengo con el objetivo de levantar nuevamente la Copa Sudamericana.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here