Por Fabián Morales Perez 

A veces hay grandes amores que uno no puede dejar. La vida y los azares lo llevan a uno a otros parajes, pero uno siempre pretende volver a lo que lo motiva. Algo así le sucedió al ex entrenador de Porto, Chelsea y Tottenham, el portugués André Villas-Boas, quien decidió poner fin a su contrato como entrenador del Shanghai SIPG chino, para enfrentar un nuevo desafío, correr el próximo Dakar como conductor en la categoría autos.

Villas-Boas, quien siempre ha expresado su fanatismo por el deporte tuerca (ha participado en competencias de motocross en el país ibérico), no dejó desaprovechar esta oportunidad. Aunque en un principio quería participar en la competencia de motos, el director de KTM, su amigo Alex Doringer, le aconsejó que se orientara a la competencia de autos en esta ocasión.

Finalmente, el portugués correrá con el Team Overdrive en un Toyota Hilux, teniendo como copiloto a su compatriota Ruben Faria, deportista con acabada experiencia en el Dakar como piloto de motos, en donde compitió contra Francisco López y otros nacionales, y que ahora decidió pasarse a la categoría de autos.

“Hablé con mi amigo Alex Doringer, director de KTM, y me comentó que necesitaría una preparación completa durante un año en motos si quería conseguirlo, y que era mejor que me orientara más bien al coche. Así que me puse en contacto con el Team Overdrive, ¡y voy a estar en la salida!”, señaló Villas-Boas en un sitio web de la carrera.

Su copiloto Ruben Faria habló de esta experiencia con su amigo entrenador: “Cuando André me llamó para proponerme que corriera con él, me lo tuve que pensar… ¡cinco segundos! Es un reto fantástico y creo que podemos hacer un buen Dakar, es decir, llegar al campamento todos los días y ¡no demasiado tarde!”, aseguró el deportista.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here