Por Víctor Gómez

El basquetbol, en el sur de Chile, es un deporte que se vive con mucha pasión, por ejemplo en la isla de Chiloé, o en los encuentros entre clubes de Los Ríos y Los Lagos. Justamente en uno de esos acalorados encuentros es que sucedió el triste suceso del fin de semana.

No pudo ser una épica remontada ni un título sufrido en una reñida final, sino que fue la detención de uno de los jugadores que animaba el encuentro. Hablamos de Franco Morales, del Club Las Ánimas de Valdivia, el cual tras encestar un triple que le daba la victoria a su equipo sobre el CEB Puerto Montt, fue increpado por uno de los furiosos hinchas locales. En respuesta, Morales le propinó un golpe de puño en el rostro.

 

El gerente del CDLA, Carlos Moraga, no desconoció la agresión, mas criticó duramente la organización del local, reconociendo que el actuar de Morales se dio tras las constantes provocaciones de los puertomontinos durante todo el encuentro, señaló.