Por Robert Sanhueza | @RobertSanhuez4

Este miércoles 2, a partir de las 20:00 hrs, los ‘Dragones’ tienen un desfavorable escenario en el partido de vuelta, por la Fase 2 de la CONMEBOL Sudamericana, ya que debe revertir el 2-4 sufrido ante el ‘Rojo’ en Buenos Aires. Sin embargo, el cuadro de la I región, contará con un aliado  importante: la altura, ya que el partido se juega en el estadio Zorros del Desierto, en Calama; y conocido es el “problema” de los argentinos jugando en esa condición.

La ecuación de cómo debe darse el partido, es simple. El cuadro dirigido por Jaime Vera debe hacer dos goles o más para optar a la clasificación, pues ganando por 2-0 o 3-1, clasificaría por más goles convertidos como visita. A su vez, debe cuidar su valla, pues si el cuadro de Avellaneda anota dos tantos, los iquiqueños deberán anotar a los menos cuatro, para recién forzar los penales. De empatar por cualquier marcador o caer, quedarán eliminados del certamen.

En tanto el cuadro dirigido por Ariel Holán, quedó preocupado tras los dos descuentos en los últimos diez minutos, que consiguió el cuadro nacional en el partido de ida. Además, cuentan con tres jugadores lesionados. Dos de ellos quedaron descartados: El volante Juan Sánchez-Miño y el delantero Martín Benítez. También está resentido el capitán Nicolás Tagliafico ,que igualmente viajó en la delegación, pero de su evolución dependerá su presencia como titular en el pleito.

El partido será dirigido por el árbitro brasileño Raphael Claus, y transmitido por el canal Fox Sports 1, señal premium, a partir de las 20:30 hrs. El ganador de esta llave, jugará ante el Atlético Tucumán de Argentina, que este martes eliminó al Oriente Petrolero de Bolivia, por un global de 6-2.

Fotos: www.conmebol.com