Pocos recuerdan al Dnipro , uno de los finalistas de la Europa League del pasado 27 de Mayo del 2015,  en ella Carlos Bacca elude al gigante Boyko para concretar la segunda de las tres Europa League seguidas ganadas por el Sevilla.
El equipo perdedor corre la mala suerte de ser olvidado luego de una final, el Dnipro Dnipropetrovsk brilló pero no logró la gloria, hoy su destino no es el esperado a un finalista de tan importante competición, realizamos un repaso a su historia luego del cortejo.

Por lo general cuando se habla de clubes ucranianos la conversación se relega a solo 2 clubes. Shakhtar y Dinamo Kiev, es natural, pues 25 de los 26 campeonatos fueron ganados por estos equipos.
El fin de esta nota es desvelar lo que sucedió con quien fuera el representante más fuerte del fútbol de ese país en el último año, ¿Que le pasó al Dnipro? ¿Está en algún torneo internacional ? ¿Se sigue conformando con mirar la tabla por debajo de los grandes en Ucrania?

La temporada 2013/14
le daba al equipo en cuestión un correcto segundo lugar , que en ese tiempo le clasificaba a una fase previa de la Champions, donde se mediría frente al Copenhague, quienes los eliminaron rápidamente y enviaron a la última llave de la fase previa a la Europa League, aquí vencería al Hajduk croata y se clasifica para la fase de grupos. Algo es algo, creían ellos.
Inter de Milán, al Saint-Etienne y al Qarabag de Azerbaiyán completaban el grupo donde jugarían las siguientes jornadas, pero el resultado de la fase fue pobre, obtuvieron 4 puntos en 5 juegos. Eso si, en el último de ellos vencieron a Saint-Etienne por la mínima y salvaron una milagrosa clasificación.
llegaron sin gran esperanza a los Dieciseisavos de Final. Y allí fué cuando el cuento de hadas comenzó, desde atrás con Boyko en la portería, Bruno Gama y Konoplyanka como creadores, y la dupla Kalinic-Seleznyov en delantera,  el equipo de los “Guerreros de la Luz” empezó a derribar gigantes.

Primero fue Olympiakos, luego Ajax de Amsterdam, siguió el Brujas belga, y en eso llegaron a su gran duelo, frente al Napoli en semifinales. Un heroico empate en San Paolo los dejaba a un paso del sueño, en Ucrania no olvidarían su esfuerzo y lograron por la cuenta mínima conseguir la hazaña.

El impensado billete a la final de Warsovia lo habían logrado. Moralmente ya eran campeones, pero ellos iban por más. Tuvieron el juego hasta el último minuto. Fueron un dignisimo rival y tuvieron de rodillas al multicampeón Sevilla de Emery, sin embargo no alcanzó y cayeron por 3-2 de forma agónica.El equipo ucraniano recibió con honor la medalla de plata y volvió a casa con la cabeza en alto.
La temporada siguiente volvió a clasificar a la Europa League, pero esta vez un viejo conocido, Saint-Etienne, tomó revancha y lo eliminó en plena fase de grupos.

Pero lo peor no se daba en el campo de juego, un golpe de escritorio de la UEFA despediría al Dnipro de Europa, pues el Cuerpo de Control Financiero del ente europeo le suspendió hasta la temporada 2018-19 de toda competición bajo su organización.

En eso el Dnipro se deshizo de sus estrellas e intentó remar desde cero como un equipo del montón en Ucrania. Pero la pesadilla no había terminado, lamentablemente obtuvieron sólo 22 puntos de 66 posibles en la Liga Local,  además de recibir una sanción por parte de la UEFA y la Federación Ucraniana, donde finalmente 12 puntos son restados de su total, por no pagos al ex Director Técnico de Real Madrid, Juande Ramos, y al central brasileño Danilo Souza.
El elenco azul finalizó penúltimo con 10 unidades. Tras el final de la temporada regular, el Dnipro jugó la liguilla para salvar la categoría. A pesar de no haber perdido en cancha, si a nivel de escritorio una vez más. Perdieron otros 12 puntos por problemas de inscripción y pagos, con lo que el equipo ya estaba descendido a Segunda División, la FIFA daría el golpe final forzando a la Federación Ucraniana a descender al Dnipro a la tercera división del fútbol del país.
Actualmente no hay un Konoplyanka, un Boyko o un Seleznyov, solo esperanzas de los fanáticos por volver lo más pronto posible, hasta entonces el destello azul de los “Guerreros de la Luz” será solo uno más en el cielo del Fútbol Europeo.