Por Juan Pablo Ríos | @rios_jp

Corea del Sur se convirtió en el séptimo cuadro en clasificarse a la Copa Mundial Rusia 2018, y la tercera selección asiática en lograrlo, tras Irán y Japón. Esto, gracias al empate ante Uzbekistán sin goles, compromiso disputado en Tashkent.

El resultado obtenido, sumado a la igualdad 2-2 de Irán vs Siria -que dicho sea de paso, ésta última se aseguró el repechaje ante Australia o Arabia Saudita-, le permitió a la escuadra surcoreana sellar su décima participación en esta competición, y la novena consecutiva.

De esta manera, los Tigres de Asia se unieron a Rusia (anfitrión), Irán, Brasil, México, Japón y Bélgica, como selecciones ya clasificadas al Mundial.